miércoles, 6 de octubre de 2010

A MODO DE COMENTARIO.. LO QUE VI EN EL ELA

Comienza por darte. El que se da, crece. Pero no hay que darse a cualquiera, ni por cualquier motivo, sino a lo que vale verdaderamente la pena: Al pobre en la desgracia, a esa población en la miseria, a la clase explotada, a la verdad, a la justicia, a la ascensión de la humanidad, a toda causa grande, al bien común de su nación.. P. Hurtado.

Quiero contar mi experiencia en el ELA basándome en las líneas de arriba… Comienza por darte,  es el primer paso de todo Voluntario del techo,  que sin tener la mas pálida idea de cómo viven las familias de los asentamientos,  va a una construcción la vive , la sufre , la alegra y con seguridad adquiere otro punto de vista de la realidad , siente que dio todo y recibió algo.-

El que se da, crece; y ese algo que recibió crece en su pecho, se saca las vendas de los ojos y no tiene miedo de volver a ensuciarse las manos para construir una casa más , esos 9 paneles y 8 chapas que influyen en la felicidad de una familia en situación de pobreza extrema , cuya salud emocional va creciendo a la par de la física y mejoran su calidad de vida y vuelven a nacer las ganas de superación por medio del trabajo. No es un invento, hay encuestas que demuestran que la felicidad esta bajo techo.-

Hasta este punto doy fe por qué es lo que nos a tocado vivir, y es nuestro mayor impulso para seguir adelante.

Pero no hay que darse a cualquiera, ni por cualquier motivo, sino a lo que vale verdaderamente la pena;  vale la pena es generar un vínculo con aquellas familias, con sus niños, sus ancianos , hacer propios  sus proyectos, adaptarse a ellos , compartir sus espacios ..Un fogón, un cuaderno, una sala de taller e ir desplegando con las familias la tan anhelada Habilitación Social; pero esto solo se dará en la medida que nos abramos a ellos con constancia, mimetización y empatía. Ver comunidades formadas en campamentos o asentamientos que generan su propio sustento no es una utopía, uno de sus productos hoy calzan mis pies.-

Al pobre en la desgracia, a esa población en la miseria, a la clase explotada, a la verdad, a la justicia, a la ascensión de la humanidad; hacerlos realmente parte de la sociedad , sacar a las familias de los campamentos o asentamientos, llevarlos a vivir a lugares ambientalmente habitables y a la vista del rango de acción y beneficios de los municipios ya sean escuelas o centros de salud. Terminar con la Exclusión que los obliga a vivir en lugares ilegales sin acceso a medios de transporte y sin salida laboral.-

 

a toda causa grande, al bien común de su nación; el voluntario del techo  no es un super héroe, es un patriota, el primer servidor que entrega su tiempo porque siente el deber de hacerlo, se rebela contra un sistema conformista alimentado por el poder. Un voluntario que se ve en cada pobre pensando que pudo haber sido el que viviera en un asentamiento.

El voluntario del techo utiliza el trabajo como su mayor denuncia, mientras va sentando las bases para poder trabajar conjuntamente con los organismos de gobierno de cada país de Latinoamérica, así y conquistar la dignidad de una Vivienda Definitiva para las familias más pobres del continente.

PARAGUAY !!!... SE PUEDE , EN SOLO DOS AÑOS HICIMOS MUCHISIMO! FUERZA!

Ya nos mostraron el camino, HAY QUE HACERLO!

monigube

 

 

 

 

 

 

 



--
Abog. Mónica Gubetich C.

www.gubetichmojoli.com.py

Washington 455 c/ España

595 021 228972
0981 893530
0971 793109


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada